Calendario lunar Chino




En la antigua China, la gente utilizaba, dentro de la concepcion del tiempo, los llamados diez Troncos Celestiales y las doce Ramas Terrestres, con los que formaba un sistema de combinacion numérica aplicado al tiempo.

Matemáticas

Así, las ramas terrestres se emparejan, uno por uno, con 12 animales, que son los que dan nombre al año lunar. Las 12 combinaciones formadas sobre la base de las ramas terrestres dan como resultado esta serie de animales: el Ratón, el Buey, el Tigre, el Conejo, el Dragón, la Serpiente, el Caballo, la Oveja, el Mono, el Gallo, el Perro y el Cerdo. Como se puede advertir, es un ciclo que se cierra y se renueva cada 12 años siguiendo el mismo orden. Por ejemplo, el año 2001 tiene como simbolo a la serpiente. Esto quiere decir que los que nacieron bajo el signo de la serpiente o tienen 12, 24, 36, o cualquier cifra que sea múltiplo de 12.

Archivos históricos

Según los archivos históricos, el primer año registrado con el Tronco Celestial y la Rama Terrestre fue el año 841 antes de nuestra era, que resultó ser un año del Mono. Desde entonces hasta ahora, ha habido 237 años del Mono, o sea, han pasado más de 2800 años.

Orígenes

En cuanto al origen de este ciclo de doce años con sus respectivos animales, hay muchas versiones distintas. Una de ellas, la de mayor aceptación, sostiene que el origen de esos animales que presiden cada año lunar como signo estriba en el hecho de que los chinos dividían un día en 12 partes llamadas Shichen, cada uno de los cuales equivalente a 2 horas. La gente descubrió que podía distinguir diferentes Shichen en los movimientos cotidianos y regulares de ciertos animales.

Observación animal

Por ejemplo, de las 11 de la noche a la 1 de la manaña, los ratones se mueven más agitados; de la 1 a las 3 los bueyes están rumiando; de las 3 a las 5, los tigres ambulan con más ferocidad; de las 5 a las 7, el sol todavía no sale y según las leyendas chinas, un conejo inmortal está produciendo medicinas en la luna; de las 7 a las 9 es el tiempo más apropiado para que los dragones hagan llover; de las 9 a las 11, las serpientes se mueven con más vivacidad; de las 11 a la una de la tarde, los caballos del cielo corren con más rapidez; de la 1 a las 3, según se dice, la hierba triscada por las ovejas aceleran su crecimiento; de las 3 a las 5, los monos se muestran más dinámicos; de las 5 a las 7, los gallos van al gallinero; de las 7 a las 9, los perros empiezan a guardar la casa; y de las 9 a las 11, los cerdos duermen. Este descubrimiento permitió a la gente establecer una relación entre los 12 Shichen y estos 12 animales, de modo que aquellos recibieron el nombre de éstos; luego también los utilizaron para nombrar los años.

Ying Yang

Un hecho interesante en el orden de los 12 animales es que el ratón, el tigre, el dragón,el mono y el perro tienen 5 dedos y el caballo, uno. En los seis casos, el numero de dedos es impar; mientras que el buey, el conejo, la oveja, el gallo y el cerdo tienen 4, y la serpiente, aunque no tiene dedos, su lengua es bifurcada, de modo que, en conjunto, el círculo de doce animales, tienen dos series de seis animales, una par y la otra impar que, al ordenarse en el ciclo aparecen alternativamente. Según la costumbre tradicional de China, en el universo existen dos fuerzas contrarias: el Yin y el Yang. Así, los numeros impares simbolizan el Yang; y los pares, el Yin, y la combinación equilibrada del Yin y el Yang es el estado de perfección que la gente aspira a conseguir.

Costumbre

En China había muchísimas costumbres tradicionales relacionadas con los animales que dan nombre a los años. Por ejemplo, se creía que entre las personas y el animal correspondiente al año en que nacían había ciertas relaciones. Por eso, cada cual tendía a proteger a su respectivo animal. Hoy día, en que ya no rige en nuestro país el calendario lunar sino el universal, es decir, el gregoriano y en que el nivel cultural del pueblo se ha elevado enormemente, una parte de estas costumbres han sido olvidadas por la gente como prácticas de superstición.

Conocimiento

Pero permanece el conocimiento de estos hechos sin la connotacion de creencia. Así, sobre los animales que dan nombre al año lunar, muchísima gente, incluidos los niños, sabe perfectamente cuál es el orden en que se suceden los 12 animales, y en las conversaciones sobre la edad se suele escuchar: “¿A qué animal perteneces?” “Al buey.” ” Entonces me llevas dos años.” “Eso quiere decir que eres del año del conejo.”

Influencia geográfica

Por la gran influencia de la antigua cultura china, los países vecinos como Japón, Corea, Mongolia, etc., adaptaron en la antigüedad el calendario lunar, el ciclo de doce años y los doce animales respectivos, aunque en algunos casos, estos últimos no resultan los mismos en China. En 1998, China, Estados Unidos, Australia y unos 10 países del Sureste Asiático emitieron estampillas con motivo del Año del Tigre.

La leyenda de Buda y el calendario lunar chino

En cuanto a la elección de los doce animales, existe otra leyenda que dice que Buda invitó a todos los animales del mundo a una audiencia de despedida antes de su subida al cielo. Doce animales acudieron a la cita. En agradecimiento, Buda dispuso que estos animales simbolizaran los doce ciclos del calendario. Cada año, nombrado con el animal que le corresponde, comienza con el primer día del calendario lunar o mejor dicho, la Fiesta de la Primavera.

Orden del calendario

Aspirando a ser el primero en llegar, entre los animales se desplegó una carrera; se desarrollaba la competición y el buey iba el primero. Sin embargo, cuando estaba a punto de alcanzar la puerta de Buda, el ratón se adelantó para entrar con un salto sobre su lomo. Al final, los concursantes llegaron en este orden: ratón, buey, tigre, conejo, dragón, serpiente, caballo, oveja, mono, gallo, perro y cerdo. Por eso, ellos se convirtieron en los doce signos en nuestro país, y produjo los respectivos horóscopos. La buena o la mala suerte depende de las relaciones existentes entre el animal del año y el de propio nacimiento.

Animales terrestres

Tal vez preguntarán “¿por qué no aparece un animal acuático, ya que China cuenta con extensos lagos o ríos?”. Hay que aclarar que la antigua civilización china se originó en la cuenca del Río Amarillo, o sea, es una civilización de la tierra, por eso la gente presta más atención a los animales terrestres en vez de a los acuáticos. Con las dos leyendas mencionadas, ya puede conocer la razón por la que se seleccionaron los doce animales.

Share This Post

Related Articles

© 2017 Santa Paranoia. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie