Como rentar un apartamento




La búsqueda de un departamento en renta agradable, seguro y económico no es tarea fácil con tantas alternativas. Es primordial tener claras tus necesidades y realizar las preguntas adecuadas para confirmar que la vivienda se adecue a tus expectativas y se mantenga al alcance de tu presupuesto.

Evalúa tu presupuesto y necesidades reales

No puedes comenzar tu búsqueda sin definir primeramente las características y servicios que te son necesarios o la cantidad de dinero que te es posible a invertir. Los gastos que origine tu vivienda no deberían ser superiores a la tercera parte de los ingresos familiares.

En caso de ser soltero posiblemente un departamento tipo estudio en el centro de la ciudad sea perfecto, en cambio si tienes hijos, te será necesaria una vivienda más grande y ubicada en un vecindario más del tipo residencial, y en la proximidad de una escuela.

Evalúa tu presupuesto y recuerda tomar en cuenta el monto mensual del alquiler, así como los gastos en servicios públicos, cuotas de mantenimiento y seguro para inquilinos.

Identifica las mejores opciones con una búsqueda completa

Cuanto más tiempo dediques a la búsqueda, las probabilidades de encontrar el departamento perfecto para ti serán mayores.

Consulta en periódicos locales, catálogos de bienes raíces disponibles en los supermercados, listados en Internet y referencias personales de amigos y familiares.

Es muy útil recorrer a pie o automóvil las zonas que te interesan buscando anuncios “en renta”. Esto permitirá que hables directamente con el arrendador y llegar a un mejor arrego además de echar un vistazo a tu posible futuro vecindario.

Solicita toda la información necesaria

Al momento de contactar al arrendador, no debes olvidar preguntar sobre:

– Características de la vivienda, enseres domésticos y servicios que incluye (estacionamiento, lavandería, alberca, jardín, etc.).

– Monto del alquiler mensual, depósito y cuotas adicionales de mantenimiento. Confirma si la renta mensual incluye servicios públicos

– Plazo mínimo del contrato de arrendamiento.

– Estipulaciones y penalizaciones por terminación anticipada del contrato.

– Políticas sobre niños y mascotas en el edificio.

– Servicios disponibles en el vecindario (hospitales, guarderías y escuelas, transporte público, etc.).

Una vez que hayas encontrado el departamento de tu agrado, es el momento de comenzar los trámites iniciales de alquiler: la firma del contrato, el pago del depósito (y generalmente del primer mes de renta) y no olvides la compra de un buen seguro para inquilinos, que podría proteger tus pertenencias e invitados en caso de que ocurra lo inesperado.

Share This Post

Related Articles

© 2017 Santa Paranoia. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie