Cuestionalo todo




La acumulación de información está perdiendo valor, porque ese es, y será todavía más en el futuro, el papel de las máquinas. Hoy toda la información la obtenemos en cualquier momento a un clic de ratón o de dedo. Y más pronto que tarde, los dispositivos computacionales acabarán siendo extensiones de nuestra mente.

Más que nunca, necesitamos fomentar el espíritu crítico y cuestionarlo todo para que proliferen las ideas.

En nuestra sociedad, cualquier cosa que se obtiene con facilidad se devalúa, y cuanto más se devalúan las respuestas, más valiosas son las preguntas, que dicho sea de paso siempre fueron valiosas. Pero ahora estamos ante una nueva concepción de la adquisición del conocimiento, donde la columna vertebral es la formulación de preguntas. En el siglo XXI lo verdaderamente valioso no es aprender respuestas, sino aprender a plantear preguntas.

Por desgracia, nuestro sistema educativo hace justamente lo contrario. Los alumnos son obligados a creer a pie juntillas lo que dice el profesor, porque sólo él sabe la verdad absoluta. Y pobre de aquel que cuestione esta verdad y descubra otras verdades, y ponerlas en el examen, porque este alumno no aprobará, porque hay que poner lo que ha dicho el profesor.

Share This Post

Related Articles

© 2017 Santa Paranoia. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie