Dormir en un sarcófago trae buena suerte




Mientras la mayoría de las personas prefiere estar lo más lejos posible de un féretro, en Malasia, los devotos del templo Looi Im Si, consideran que dormirse una siesta en un cómodo cajón es de buena suerte.

Fundado luego de una aparición de la deidad del infierno Di Fu Bao Zhang, el Templo Taoísta venera a diferentes dioses como Ji Gong y Mile Buddha. Sin embargo, lo más raro es que en 2008, un nueva aparición, esta vez el dios del más allá Xiao Xian Bo, instruyó a colocar cinco sarcófagos en el Templo, a los cuales sólo podrían acceder los devotos que tuvieran mala suerte. Desde entonces, quienes sufren de severos problemas de mala fortuna pueden acercarse e intentar conseguir un turno para dormir en el único ataúd lo suficientemente grande, ya que los cuatro restantes son pequeños y una persona adulta no cabe.

El proceso para remover la mala suerte es sumamente sencillo: la persona afectada se acuesta en el sarcófago, se la cubre con un manto sagrado y se pronuncian unas oraciones que el espíritu de Xiao Xian Bo ordenó específicamente. Cuando la persona se levanta, chau mala suerte.

“Toda mi vida sufrí dolores estomacales y los doctores nunca pudieron encontrar los motivos”, contó Lim S.C. una devota de 31 años que se durmió una siesta en el cajón de madera del Templo, y que afirma haberse curado de los males que la aquejaban. ¿Habrá que creerle?

Share This Post

Related Articles

© 2017 Santa Paranoia. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie