El viaje astral




El ser humano tiene además de su cuerpo físico, seis otros vehículos aunque sutiles. Uno de ellos es el cuerpo astral, vehículo de las emociones y los deseos, unido al cuerpo físico a través de un cordón umbilical de energía que se conoce como el “Cordón de Plata”, y que se quiebra cuando uno muere. Precisamente en la Biblia haciendo referencia a la muerte dice: “…Antes que se rompa el cordón de plata”. (Eclesiastés 12,6)

Durante el sueño siempre nos desdoblamos, desprendiéndonos del cuerpo físico y viviendo experiencias en la dimensión del astral. Todos los sueños son viajes astrales, pero no todos los viajes astrales son sueños. Uno puede desdoblarse sin estar durmiendo, para lo cual bastará con una relajación profunda.

Si estamos en buenas condiciones de salud la experiencia astral consciente no trae ninguna dificultad. Y para ésta práctica se recomienda que estemos con el estómago libre de procesos de digestión, por ello es aconsejable realizar el ejercicio antes de ingerir alimentos o por lo menos dos horas después de haberlo hecho.

El viaje astral como decíamos es algo que naturalmente y de manera espontánea realizamos todas las noches durante el sueño.

Vivimos en un universo sin límites, y que el único límite es nuestra ignorancia y nuestros miedos, a los que muchas veces nos aferramos.

El viaje astral es ingresar en otra realidad, una realidad interna y manifestación de otro plano de experiencias, que están reservadas para el ser humano.

Sin duda el viaje Astral es una experiencia que merece abarcarla con más detenimiento, ya que forma parte de nuestra naturaleza como seres humanos.

Share This Post

Related Articles

© 2017 Santa Paranoia. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie