La dieta de la piña




La piña es eficaz para combatir el exceso de peso por retención de agua; además ayuda a separar el tejido celulítico y eliminar los depósitos de grasa. Se consume al natural, pues pasteurizarla para jugo o en almíbar reduce sus propiedades.

Semana 1

  • Cada vez que tengas tentación de picar algo fuera de las comidas, cómete dos rodajas de piña; llévala contigo siempre en un pequeño recipiente. Mastícala bien para que las enzimas de la piña hagan efecto sobre tu cuerpo.
  • Antes de cada comida, cómete una o dos rodajas de piña para tener menos hambre.
  • Toma dos litros diarios de agua natural para ayudar a eliminar los desechos del organismo.

Semana 2

  • Por la mañana, tómate en ayunas esta bebida de piña: mezcla un vaso de agua natural, el jugo de medio limón y cuatro cucharadas de jugo natural de piña. Además desayuna dos rodajas de piña con un yogurt descremado.
  • Para merendar repite la bebida, siempre preparada al momento.

Semana 3

  • Sigue con el mismo desayuno y merienda.
  • En la comida prepárate una ensalada de pollo y piña, y la bebida de piña.
  • Tres veces por semana sustituye tu cena habitual por la bebida de piña.

Semana 4

  • Sigue con el mismo desayuno y merienda.
  • Dos días por semana, en la comida sustituye la ensalada de pollo y piña por pavo al horno con poca sal, pimienta, limón y rodajas de piña. Toma de postre la bebida de piña.
  • Cena una sopa de verduras para darte energía y reforzar tus defensas.

A partir de ahora, un día a la semana incorpora a tu alimentación habitual la bebida de piña y desayuna dos rodajas de piña con un yogurt descremado.

Según múltiples estudios, la piña aporta:

  • Enzimas: Activan el metabolismo y la eliminación de grasa, facilitan la digestión y son antiinflamatorias.
  • Fibra y agua: Tiene excelentes efectos diuréticos y previene infecciones digestivas.
  • Energía: Es fuente de azúcares simples, sacarosa, fructosa y glucosa.
  • Vitaminas: Contiene vitamina C, yodo, magnesio, fósforo y calcio, útiles para la tiroides y las células nerviosas.
  • Minerales: Te aporta hierro, azufre, manganeso y potasio, que favorecen la actividad de las hormonas sexuales y ayudan a generar enzimas.

La piña también ayuda a regularizar la menstruación, tratar cólicos, trastornos renales, hepáticos y biliares, parásitos intestinales e insuficiencia de jugos pancreáticos.

Share This Post

Related Articles

© 2017 Santa Paranoia. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie