Leyendas urbanas que resultaron ser reales




Antes circulaban de boca en boca, ahora Internet hace posible que se hagan virales en solo minutos.  Se trata de las leyendas urbanas, historias que solo conocemos porque alguien nos la contó pero de las que no tenemos algún asidero. Conozca estos peculiares casos.

Ladrones de órganos

La leyenda: Puedes ser drogado y despertar en una tina llena de hielo y sin algunos órganos. Realidad: El trabajador indio Mohammad Saleem fue engañado a viajar a un bungalow afueras de Nueva Delhi para un supuesto trabajo con muy buena paga. Al llegar al lugar fue drogado y desperté sin un riñón.

Roedores acuáticos

La leyenda: Es posible que una rata de alcantarilla salga de un inodoro. Realidad: Un hombre estadounidense abrió la tapa de su inodoro y encontró a una rata de alcantarilla.

La llamada asesina

La leyenda: Hablar por teléfono durante una tormenta puede matarte. Realidad: En 1985, un estudiante de 17 años fue encontrado muerto en su carto con un teléfono en la mano.

El cadáver en una alfombra

La leyenda: Se esparció a través de Internet el rumor de que alguien encontró una alfombra en un callejón y la llevó a su casa, al desenvolverla encontró un cadáver dentro. Realidad: En 1984, tres estudiantes norteamericanos recogieron una alfombra de la acera y la llevaron a casa. Dentro de ella enconraron el cadáver de un hombre no identificado con dos balas en su cabeza.

La chica en el clóset

La leyenda: Alguien puede vivir en tu casa sin que tú te des cuenta. Realidad: Un hombre japonés de 57 años que vivía solo empezó a notar que objetos cambiaban de lugar y que comida que él no había tocado desaparecía. Cuando miraba la puerta o ventanas, nadie había entrado en su casa. Cuando decidió poner una cámara de seguridad, vio que una mujer salía de un mueble cuando él se iba. La policía determinó que la mujer había vivido así durante un año.

Escaleras eléctricas peligrosas

La leyenda: Si es que no atas bien tus pasadores, terminarás siendo devorado por una escalera eléctrica. Realidad: En 2003, una chica perdió parte de su mano al intentar librar su zapato de ser devorado por la escalera.

Fuente: Pública | Morgue File

Share This Post

Recent Articles

© 2017 Santa Paranoia. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie