Los Expediente X britanicos




Los archivos nacionales británicos dan a conocer por primera vez documentos que revelan detalles sobre una sección del gobierno destinada a la investigación del fenómeno ovni.

Según se revela en los documentos publicados, en su mayoría tenían explicaciones poco espectaculares: eran aviones, globos, luces reflejadas o algún otro objeto sin mayor misterio.

Uno de los documentos correspondiente a diciembre de 2008, poco antes de que la unidad de ovnis fuera transferida al Comando Aéreo de la RAF (Real Fuerza Aérea), explica cómo era la operativa de quienes se desempeñaban en esa peculiar sección.

“En el caso de que gane la lotería en Navidad o de que me pise un autobús, pensé que sería útil que les diera algunos detalles sobre el papel de la unidad de ovnis, más allá de la mecánica diaria del trabajo”, escribió alegremente un investigador en un correo electrónico.

El UFO Desk -oficina de ovnis- evoca imágenes de un mundo oscuro de helicópteros sin identificación, vehículos todoterreno con las luces apagadas, operativos con Hombres de Negro y procesiones de luces raras en el cielo.

La realidad, según lo revelado por la novena tanda de documentos desclasificados por los Archivos Nacionales, es definitivamente más aburrida que las aventuras de la serie de Mulder y Scully.

Cuando se anunció en 2007 que los documentos se iban a dar a conocer al público, algunos periódicos se volvieron locos.
“El ministerio de Defensa publica los ‘Expedientes secretos X’ británicos”, declaró el Daily Telegraph.

Cuando finalmente fueron publicados, en 2008, la BBC tituló “Publican archivos sobre avistamiento de ovnis”, aunque el Daily Starprefirió el más dramático “Finalmente abren ‘Expedientes secretos X’ británicos”.

La oficina fue cerrada debido a que su presupuesto anual de US$77.000 estaba desviando “recursos del ministerio de Defensa de las tareas que son relevantes para la defensa”.

La mayor parte del trabajo de la oficina consistía en procesar informes sobre supuestos ovnis, la mayoría de los cuales llegaba a través de una línea telefónica directa, donde la gente común podía contar cosas que había visto.

“La gente suele ver cosas en el cielo que no pueden explicar”, dijo el funcionario. “A veces son ciudadanos preocupados que nos llaman porque creen que vamos a ser capaces de identificar lo que han visto”.

Los últimos archivos muestran ejemplos del tipo de experiencias que se reportaban. En 1977, por ejemplo, una serie de avistamientos de ovnis en el oeste de Gales “inundó” la oficina con pedidos de que el ministerio de Defensa investigara el caso.

Para cuando se cerró la oficina, el 5% de los casos investigados seguían sin explicación

La dueña un hotel dijo que había visto cómo un objeto en forma de cúpula caía “como si fuera la luna” detrás del hotel y que luego dos “humanoides sin rostro” salían del objeto y empezaban a “hacer mediciones”.

Un oficial de policía entrevistó a la mujer y al ver un traje plateado de protección en un escaparate cercano sospechó que podría haber sido demasiado tentador para algún bromista local.

“De vez en cuando, recibimos informes de miembros de la tripulación aérea, de control de tráfico aéreo o la policía que, a nuestro juicio, pueden merecer ser tenidos en cuenta, ya que son observadores bien entrenados o están suficientemente bien versados en asuntos de aviación, por lo cual sus informes tienen más peso y detalles de lo habitual”, explica el correo electrónico.

Los agentes de policía de Skegness y Boston, en Lincolnshire, vieron un ovni, según el parlamentario Martin Redmond, y el radar de la fuerza aérea también detectó algo.

Una investigación llevada a cabo por un comandante de la RAF dijo que el Observatorio Real de Greenwich había identificado que las luces vistas por la policía eran en realidad estrellas muy brillantes.¿Y las capturas del radar? Al parecer, pertenecían a la torre de la iglesia de San Botolph de Boston.

En 1998 se le entregó un largo informe al primer ministro Tony Blair, justo cuando el gobierno laborista estaba implementando una ley sobre Libertad de Información (FOI).

Nick Redfern, autor de un libro sobre los documentos británicos referidos a los ovnis, instó Blair a que “considere la puesta a disposición del escrutinio público todos los muchos y variados informes de ovnis compilados por el gobierno”.

En un documento previo publicado en Cámara de los Lores, un parlamentario casi apela a la poesía al cuestionar por qué los alienígenas querrían venir a un “insignificante planeta (la Tierra) de una estrella poco interesante (el Sol)”.

El agente de la oficina de ovnis en su correo electrónico llegó a la conclusión de que “las reclamaciones de miles de visitas en la última década, son demasiadas para ser creíbles”.

Algunos teóricos de la conspiración creyeron en su momento que el hecho de que el ministerio de Defensa tuviera una oficina dedicada a los ovnis significaba que había muchas investigaciones secretas sobre las visitas extraterrestres.

El correo electrónico del funcionario de inteligencia rechaza esa idea: “Se tiende a sugerirle al público que hay un equipo secreto de científicos especializados corriendo por todo el país en una versión real de los X-Files (Expedientes secretos X)… [pero] esto es una ficción total”.

“Lo más cercano que tenemos a un puesto de experto en ovnis sea probablemente yo mismo, pero siempre ha sido un rol general, no técnico, con el énfasis puesto en la comunicación con la gente”.

“Aunque yo, naturalmente, he acumulado un cierto grado de conocimiento de varios casos de ovnis como parte de mi experiencia en el cargo, a menudo la mejor fuente de información es simplemente Google “, remata.

Share This Post

Related Articles

© 2017 Santa Paranoia. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie