Se mudó por culpa de los fantasmas




Sillas que se movían, objetos que volaban, mensajes… Todo tipo de manifestaciones extrañas aterrorizaron a una familia que terminó mudándose de casa.

Pero antes, Emma Keeitch contactó al investigador, Elliot Ainley, para que inspeccionara el lugar y los ayudara a descubrir qué producía todos esos fenómenos. “La casa está definitivamente embrujada y tiene alta actividad paranormal. Hay dos espíritus rondando la casa, el de una madre y el de su bebé”, fue la respuesta del experto.

Y ahondó en detalles: “El espíritu de la madre parece enojado, probablemente por la manera en que murió y por esta razón es que hemos presenciado objetos que son arrojados. El área con mayor actividad es la recámara principal, estábamos en esta habitación cuando algo arrojó un control de televisión contra mí”.

Luego del diagnóstico, la familia consultó con el reverendo Tom Willis quien acudió a la casa para bendecirla y ver si de esta manera desaparecerían las extrañas manifestaciones, pero finalmente, terminaron por dejar la vivienda.

Share This Post

Related Articles

© 2017 Santa Paranoia. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie