Los shampoo son todos iguales?




Cuando hablamos de productos especializados como los de primera marca de shampoo son tan específicos que, si no son diagnosticados correctamente o deciden prestar atención primero a los medios y puntas, el resultado puede ser decepcionante porque no mejoran la estética del pelo sin dañar algo más.

Además estas líneas de shampoo tienen una línea completa debido a un motivo: necesita ser usado al menos dos de ellos para obtener un tratamiento completo y lograr obtener los resultados esperados.

En el caso de los productos de supermercado o de segunda línea, su problemática se halla en que sus componentes principales con el afán de cubrir al mayor número de consumidores, suelen encontrarse súper concentrados saturando el cabello rápidamente, lo que lo deja pesado, con residuos y parece que “se acostumbra”.

El precio de una marca de shampoo, bajo o alto, según tu decisión, puede provocarte cierta tranquilidad, pero sin importar si es alto o bajo, no verás resultados satisfactorios si no sabes que estás aplicando a tu cabello y, si además, no le das el tiempo de enjuague adecuado y quedan residuos, en lugar de ayudar a que esté más limpio, lo habrás saturado fuertemente y lo dejarás graso en las raíces. Por esto es muy importante una buena elección. No vas a conseguir un cabello sano y bonito si no usas el producto que realmente necesitas. Lo importante es que laves tu cabeza de ideas preconcebidas y uses algo que tenga los ingredientes que te van a beneficiar.

Tipos de shampoo

Debes saber que hay cuatro tipos principales de shampoo, según su finalidad:

– De limpieza profunda: volumizantes, clarificadores, balanceantes, control de grasa, engrosadores

– Acondicionantes: dos en uno, humectantes, anti frizz o controladores de pelo crespo, humectantes, alaciadores, protectores de color

– Para bebés: los no más lágrima y los infantiles

– Anticaspa: para la comezón del cuero cabelludo, controladores de escamas capilares (caspa grasa o seca), para cuero cabelludo seco Así que la recomendación es que elijas tu shampoo por las necesidades del cuero cabelludo y tipo de pelo.

La función del shampoo es la de limpiar, así que los que prometen, por ejemplo, rizos más definidos, rara vez cumplen satisfactoriamente por si solos. La mejor opción, en este caso, es usar un producto de peinado, como el mousse o crema de peinado, para definirlos.

En resumen: la función del el shampoo es limpiar, en especial, las raíces del pelo y el cuero cabelludo, así que es precisamente lo que hay que tomar en cuenta al momento de escoger.

Ante los anaqueles o con el estilista pregunta: ¿qué hará a mi cabello? No hay un producto que, por sí solo, resuelva todas las necesidades, especialmente con un pelo de más de 4 centímetros de largo, por lo cual si tus puntas están secas, la solución integral no está sólo en el shampoo, sino en el uso de acondicionador en medios y puntas y, especialmente, en el enjuague a conciencia de todos los productos usados antes y durante el baño.

Share This Post

Related Articles

© 2017 Santa Paranoia. All rights reserved. Site Admin · Entries RSS · Comments RSS
Powered by WordPress · Designed by Theme Junkie